20 de julio de 2014

Tosta gallega

Cuando mis hermanos y yo eramos pequeños recuerdo que mis abuelos criaban gallinas, cerdos, conejos.......y aunque yo no era muy partidaria de comerlos, había tres cosas que si me gustaban y mucho. Los chorizos caseros, los roxóns ( chicharrones) y los liscos ( torreznos) que mi abuela hacía cuando era época de matanza.
Abríamos el pan al medio y nos hacíamos cada bocata de chicharrones que eran dignos de ser fotografiados. A día de hoy en vez de super bocatas, alguna vez que otra preparo unas tostas con algunos de esos ingredientes que mencioné antes, y como no, los combino también con otros típicos gallegos que hacen de esas tostas un bocado realmente espectacular.
Un buen queso con sabor y aroma ahumado, unos picantes pimientos de Padrón y un sabroso pan de maíz completan la lista. Solo queda disfrutarlas con un vaso de buen vino al lado ¿alguién se anima?.



Ingredientes:

- Pan de maíz.
- Chicharrones.
- Queso San Simón da Costa.
- Pimientos de Padrón.
- Sal.


Preparación:

- Precalentamos el horno a 180º durante 15 minutos. Pasado ese tiempo lo apagamos.
- En una sartén vamos friendo los pimientos.
- Cortamos el pan de maíz en rebanadas más o menos del mismo grosor.
- Colocamos encima los chicharrones, cubriendo bien el pan por toda la superficie.
- Luego un buen trozo de queso y metemos las tostas en el horno ( recordar que apagado).
- Sacamos los pimientos para un plato llano y salamos al gusto.
- En cuanto veamos que el queso se ha fundido retiramos las tostas y las coronamos con un pimiento encima.
- Servir inmediatamente.









 Print Friendly and PDF

16 de julio de 2014

Patatas rellenas con paté de cabrales a la sidra

Uno de los platos que nunca pasará de moda, son las patatas rellenas. Si algo tiene de bueno este tubérculo además de estar muy rico y ser económico, es su versatilidad en la cocina ya que admite toda clase de ingredientes tanto en frío como en caliente. Estas que os traigo hoy son muy facilitas de preparar y quedan muy ricas con la cebolla frita por encima. Acompañadas de una buena ensalada, es un plato ideal para disfrutar del verano sin complicarse mucho en la cocina.


Ingredientes:

- 4 patatas medianas.
- 220 grs de paté de cabrales a la sidra.
- Perejil picado.
- Aceite de Oliva.
- 2 cebollas.
- 1 cucharada de harina.


Preparación:

- Picamos bien las cebollas y las dejamos una hora sobre papel absorbente.  Ponemos papel encima y debajo, se trata de conseguir deshidratarlas lo máximo posible. El papel absorverá el jugo que sueltan.
- Ya sequitas,  las metemos en una bolsa plástica y les echamos una cucharada de harina.
- Cerramos la bolsa creando un poco de aire para poder darles un buen meneo.
- Luego las ponemos en un colador y con unos cuantos golpecitos soltarán la harina sobrante.
- Calentamos bien el aceite y las freímos, removiéndolas sin parar para que todos los trozos se doren por igual.
- Ya tostaditas y crujientes, las reservamos en un plato sobre papel absorbente.


- Ponemos a cocer las patatas enteras y con piel en abundante agua con una pizca de sal. No dejaremos que se lleguen a cocerse demasiado para que luego no se nos rompan.
- Unas vez listas, las escurrimos y las dejamos enfriar del todo.
- Las partimos con cuidado a la mitad y a lo largo, y las vaciamos.
- Reservamos la piel entera y echamos la patata en un bol donde la mezclaremos con el paté y un poco de perejil bien picadito.
- Para que no resulte un relleno muy seco y podamos mezclarlo bien, añadiremos dos cucharadas de aceite de oliva.
- Rellenamos las pieles con esa mezcla y llevamos al horno precalentado a 180º unos 15 minutos.
- Solo queda servir las patatas cubiertas con la cebolla crujiente por encima y a disfrutar.







 Print Friendly and PDF