13 de julio de 2008

Huevos escalfados

Los huevos son un complemento imprescindible en numerosos platos tanto dulces como salados, debido a su capacidad de coagulación. Tortillas, revueltos, flanes, mahonesas, bizcochos, soufles, pastas...etc. Esta receta precisamente es muy socorrida, en poco más de media hora ya tienes el plato terminado y listo para servir en la mesa.

                                                                                                                                                           

Ingredientes:

- Dos huevos por comensal.
- 1 kg de Guisantes
- Dos cebollas.
- 1  vaso de vino blanco.
- 1 vaso de salsa de tomate.
- Aceite de oliva y sal.
- 100 grs de jamón serrrano.
                                                                                            
                                                                                      

Preparación:

- Pon a cocer los guisantes con sal. Escurre y reserva una vez cocidos.
- Cubre el fondo de una tartera de barro o mismamente una paellera, de aceite de oliva.
- Pica las cebollas y rehógalas.
- Cuando estén de color transparente, añade el vino blanco y deja que se evapore el alcohol unos minutos. Seguidamente añade la salsa de tomate. Remueve un poco.
- Agrega los guisantes, remueve de nuevo y al primer hervor baja el fuego y añade los huevos.
- Sálalos un pelín y deja cocer a fuego lento y a ser posible con la tartera tapada. De vez en cuando muévela un poco para evitar que se peguen los guisantes.
- Cinco minutos antes de que los huevos hayan coagulado del todo, espolvororéales por encima el jamón serrano picado.
- Déjalos tapados hasta la hora de servir.

                                                                                        
                                                                               

No hay comentarios: