7 de noviembre de 2008

Habas con jibia

Hoy toca jibia con habas, además fresquitas y recién traídas del mar por mí papi. Así que, aprovecho que tengo unas habas y preparo un puchero para la hora del almuerzo. Este plato es una pasada de rico, tampoco es que sea complicado, pero si que necesita atención. Las habas, si se cuecen demasiado, se esmagan, y a mí particularmente como que me gusta verlas nadando por el plato bien enteras. Una recomendación a la hora de limpiar las jibias...congélalas un poquito, lo justo para no acabar embadurnada con la tinta. Al congelarse un poco, es más fácil limpiarlas y mucho menos engorroso que si las limpias recién compradas y frescas. Por lo demás...!!disponte a mojar pan!!.




Ingredientes:

- 1 1/2 de jibia.
- 1/2 kg de habas.
- 1/2 vaso de salsa de tomate.
- 1 vaso de vino blanco.
- perejil picado.
- 1 cucharada de pimentón picante
- aceite
- sal
- 2 dientes de ajo picaditos.


Preparación:

- Pon las habas en remojo en agua fría, durante toda la noche.
- Trocea la jibia en trozos no muy pequeños, y resérvalos aparte.
- En una cazuela, echa los dientes de ajo picados, con un poco de aceite de oliva. Rehógalos un par de minutos.
- A continuación agrega la jibia, remueve, y en cuanto torne de color, vierte el vino blanco y el perejil picado.
- Deja que el vino se evapore unos minutos, y añade el pimentón.
- Cubre de agua y sal, y deja cocer al menos tres cuartos de hora.
- Pasado ese tiempo, la jibia estará a medio cocer, comenzará a estar blanda, y será el momento en el que tengas que añadir las habas.
- Cuece hasta que estén tiernas, añade el tomate frito, y rectifica de sal si es preciso.

7 comentarios:

Balovega dijo...

Hola niña.. menos mal que ya comí... jjejeje.... este platillo no es de mi gusto.. aunque se ve muy lindo al prepararlo con esas manos prodigiosas.. volveré más tarde a merendar.. besotssssssssss

Merchi dijo...

Ainss balovega que hay que comer de todooo ehhhh!!!. Mira que estamos en edad de crecimiento y es muy importante para nuestro desarrollo jajajajaja.

Te cuento que a mi hija tampoco le va este plato, la jibia si le gusta, pero con las habas ya es otra historia.

En cambio chica, a mi me encanta, siempre me ha recordado a las abuelas cuando preparaban pucheros enormes, porque eran un ciento de miembros en la familia, y llegada la hora de comer, se sentaban todos a la mesa y ninguno decía ni mu... !!a meterse el guiso entre pecho y espalda y andando que es gerundio!!.

Un besote guapetona, muasssss

aandara dijo...

Yo si me comeria un tazon de este plato, sobre todo con frio me vendria que ni pintado, ya anoto la receta.
Un beso
Amalia

Merchi dijo...

Hola Amalia, guapa!!. La verdad que con días de frío lo que de verdad apetece comer, son platos de cuchara. Sopitas..calditos..guisotes..y algùn que otro pucherito de estes.

Que te aproveche, para cuando lo prepares.

Un besazo muass

pili dijo...

Pues justo he comido yo este plato antes de ayer, y está riquisimo. Lo que pasa que he tenido que hacerlo con las habas pequeñas y no es lo mismo, asi grandes como las que has usado tu, el plato es mas completo, me gusta mas.
Besos

Merchi dijo...

¿Qué tal Pili?, soy de la misma opinión que tú, yo tambièn prefiero este plato con las habas grandecitas, y me pasa otro tanto de lo mismo con la fabada.

Gracias por la visita y un besito.

123 a comer dijo...

VAYA PINTA.ME GUSTA TU BLOG ME QUEDO DE SEGUIDORA Y TE INVITO AL MIO SI TE APETECE UN BESO