9 de julio de 2012

Gnocchi con salsa de champiñones

El otro día, me traje del Mercadona un paquete de esta pasta tan llamativa, compuesta de remolacha, espinacas y tinta de sepia.  Decidí prepararle una salsa y no complicarme mucho la vida, así que como veís opté por una de champiñones. Los tenía en casa y creo que mejor uso no pude darles, quedaron la mar de sabrosos y tuve el plato en la mesa en cuestión de pocos minutos.
Un plato, en el que si andas con prisas, puede apañarte perfectamente el almuerzo de un día.


Ingredientes:

- 1 Paquete de gnocchi.
- 400 grs de champiñones frescos.
- 1 cebolleta.
- Vino blanco.
- 200 mls de nata para cocinar.
- Sal y pimienta.
- Aceite de Oliva.


Preparación:

- En una cacerola con agua hirviendo y un poquito de sal, ponemos a cocer los gnocchi.
- Mientras se cuecen, limpiamos los champiñones y los cortamos en rodajas.
- Pelamos y picamos la cebolla.
- La pochamos en dos cucharadas de aceite caliente, y seguidamente añadimos los champiñones.
- Regamos con un chorrito de vino blanco, y dejamos que se evapore durante unos minutos.
- Luego vertemos la nata, salpimentamos, y llevamos a ebullición.
- Cocemos durante 5-6 minutos, retiramos del fuego, y repartimos la salsa por encima de los gnocchi escurridos y emplatados.


Imprimir 

7 de julio de 2012

Mousse de frambuesas

De sabor agridulce y arómatico, las frambuesas son muy perecederas y se deben consumir lo antes posible. Así como dejarlas madurar en la planta para luego poder disfrutar de todo su sabor.
Lo ideal es hacer como una servidora, irse a la huerta del papi y ponerse fina comiendo en ellas, arrancar de la planta y directamente a la boca.

La mejor época de comestibilidad por maduración de la frambuesa se da en los meses de julio, agosto, septiembre y octubre.  Estacionalmente, se podría decir que durante el verano y comienzos del otoño.

En esta ocasión, mi padre me recogío más de medio kilo, así que pensé en prepararle un postre apto para diabéticos, y pensé que una mousse sería todo un acierto para tomar después de un almuerzo. !!Dí en el clavo!!.



Ingredientes:

- 500 grs de frambuesas.
- 3 hojas de gelatina neutra.
- 2 claras.
- Edulcorante al gusto.



Preparación:

- Ponemos a hidratar la gelatina en agua fría.
- Lavamos las frambuesas, y las pasamos por la batidora.
- Echamos el puré en un colador y con ayuda de una cucharilla o un cazito pequeño, vamos presionando y removiendo a la vez hasta conseguir una crema más ligera y que las semillas nos queden todas en el colador.
- Endulzamos con el edulcorante. Yo usé dos sobrecitos de sacarina en polvo, pero mejor ir probando hasta que encontreís el dulzor deseado (al que quiera o pueda  usar azúcar, otro tanto de lo mismo).
- Batimos las claras y las ponemos a punto de nueve bien firme y reservamos en la nevera.
- Una parte del puré de frambuesas (como 4 cucharadas soperas), las calentamos un poco en el mircoondas, y disolvemos la gelatina bien escurrida en él.
- Dejamos templar un poco y la incorporamos luego al resto del puré.
- Por último, vamos integrando las claras de forma envolvente para que no se bajen.
- Rellenamos los recipientes con la mousse y la dejamos en la nevera para que cuajen del todo.





Imprimir

5 de julio de 2012

Licor de fresas

Creo haber comentado en alguna ocasiòn, que me encanta hacer licores caseros. Este de fresas, también lo hacìa mi abuela, aunque ella no le ponía el anìs, pero os aseguro que le da un toque exquisito al licor. Seguro que si mi abuela pudiera catarlo, le daría el visto bueno sin dudarlo.
Cuando lo sirvaís, hacerlo directamente del congelador, habrá espesado y tendrá una textura deliciosa. Toda una golosada el poder paladearlo.

 


Ingredientes:

- 500 gr de fresas
- 1 vaso de anís.
- 1 vaso de azúcar.
- 1 vaso de agua.
- 1 l de aguardiente.
- El zumo de medio limón.
- 1 palo de canela.


Preparación:

- Lavamos las fresas y les cortamos el rabito, dejándolas secar encima de papel absorvente.
- Las cortamos en trozos y las metemos dentro de un recipiente de vidrio, como un  garrafón (donde podamos cubrir bien las fresas con el aguardiente y luego cerrarlo sin problemas).
- Añadimos el aguardiente, el anís y el palo de canela, y dejamos que macere un mes entero.
- Pasado ese tiempo, prepararemos un jarabe con el azúcar, el limón y un vasito de agua. Colocando todos los ingredientes en un cazo y llevándolos a ebulliciòn.
- Removeremos hasta que el azúcar se haya disuelto. Retiramos y dejamos enfríar.
- Por último, lo mezclamos con las fresas maceradas con el aguardiente y el anís, y dejaremos que repose 15 dias. Agitaremos de vez en cuando el garrafón para que se mezclen bien todos los ingredientes. De paso podemos ir comprobando también el dulzor por si no está al gusto, en cuyo caso agregaremos más azúcar.
- Filtraremos el licor pasado ese tiempo, y lo embotellamos.
- Metemos en el congelador, y a disfrutar de un riquìsimo licor de fresas casero.

 OPCIONAL: Para darle más consistencia y sabor, suelo pasar por la batidora 100 grs de fresas, las paso por un colador después para deshacerme de las semillitas, e incorporo el jugo al licor. Meneo la botella y  al congelador.






Imprimir